Mirlos pillos

Había una pareja de mirlos
que eran malos.

—¡Hay que quemarlos!
—exclamó el rey Carlos.

—¡Qué va! —negó el rey Milos—.
Hay que darles mimos
porque de amor están faltos.
¿Cómo no van a ser estos mirlos pillos?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s