¿Cuánto cuesta un litro de aventuras?

Yo nací en los 80.

Vengo de una época en la que mendigaba por casa para que me dieran 1.000 pesetas para comprarme un Astérix y olvídate de pedir más hasta el mes que viene. No me faltaba nada de lo que realmente era necesario y a pesar de crecer con una familia que no tenía ningún problema económico, sabía muy bien lo que era la austeridad.

Cuando aparecieron los ordenadores, yo ansiaba hacerme con uno aunque tuviera una pantalla verde e ignorase por completo cómo encenderlo. Empecé a ahorrar, pero se antojaba imposible alcanzar 100.000 pesetas con la paga de 100 a la semana. A día de hoy, todo el mundo tiene ordenador, tablet, smartphone e incluso consola de videojuegos. Nadie parece plantearse la vida sin estos artilugios y, por lo tanto, la normalidad dentro de la sociedad actual parece ser adquirirlos independientemente de tu nivel económico. La sociedad de consumo, además, se basa en adquirir nuevos juguetes cada poco tiempo, de modo que si no interviene la obsolescencia programada, ya entrarán en juego las necesidades creadas, la moda e incluso el ego.

En esta sociedad vemos tan normalizado consumir ciertos productos, que las más de las veces no los valoramos. Ni los que realmente no necesitamos, ni los verdaderamente importantes.

Yo os voy a decir cuánto cuesta un litro de aventuras, una hora de intriga, cincuenta metros de incertidumbre o medio kilo de risas con las que llenar esos espacios que enriquecen una vida.

O un café, que no puedo estar todo el día churrando del frasco.

O un café, que no puedo estar todo el día churrando del frasco.

Empecé a escribir Kelvalad con dieciséis años, recién cumplidos. No fue fruto de un impulso repentino sino de la maduración de muchas ideas y ansias de escribir. En mi cabeza se gestaban las historias desde hacía años. Y más años se sucedieron hasta que quedaron plasmadas en esa novela. Además de hacer la vida normal de adolescente confuso, en período de crecimiento, dedicaba muchas horas delante del Office 95 a esculpir por adición tanto la punta como la base del enorme iceberg en que aquello se iba convirtiendo. Seis años después de escribir el comienzo “eran tierras de nadie…”, terminé la novela y los apéndices, los revisé, corregí y maqueté para poder imprimir un mal llamado manuscrito. Una década después dediqué varios meses de trabajo corrigiendo estilo, añadiendo y sustrayendo y adaptando todo lo escrito, preparándolo para la autopublicación en eBook. Aún sigo peleándome con esto y con la edición física. De las tres partes que han de cumplirse para sentirse realizado en la vida, yo he escrito un hijo y ya es hora de que vaya a la universidad.

Así que, teniendo en cuenta los litros de aventuras, los kilos de risas y otras medidas que alberga esta historia, no sería justo decir que cuesta 2,99€. Para mí, ha costado media vida.

Cada vez que alguien me compra un ejemplar, no sólo estoy recibiendo dinero sino ilusiones; por seguir escribiendo y ofrecer libros cada vez mejores, fruto de las ideas el doble de maduras que las de Kelvalad. Cada vez que alguien paga por un ejemplar, no sólo está comprando un libro sino, además, está invitándole a una caña a un personaje simpático que le va a contar una historia —con la ventaja de que, a diferencia de un amigo pesado, puedes cerrar el libro cuando quieras—. Puede que no te termine de gustar la historia, tal vez ni la escuches hasta el final como quien se deja la caña a medias, pero con suerte te entrará fresquita hasta el final y podrás decir que ha merecido la pena pagar por ese litro de aventuras.

Anuncios

Un comentario en “¿Cuánto cuesta un litro de aventuras?

  1. Escribir un libro, más cuando no te dedicas exclusivamente a ello, es una tarea compleja y mal remunerada. De modo que gracias por tu pasión y dedicación creando arte para nosotros.
    Yo, desde luego, pagaré encantado mi ejemplar, que ya estoy deseando tener en papel.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s