Worldbuilding :: Diseñando las Fuerzas del Orden

—¡Alto! ¡A mí la Guardia! —dijo el vendedor, al apercibirse de cómo un ratero mermaba sus existencias.

—De acuerdo, ¡prendedlo! —respondió el sargento, señalando al vendedor.

Un soldado de rasete se encogió de hombros y activó una varita de incineración, reduciendo al pobre vendedor a un montón de ascuas humeantes. El ratero aprovechó para llevarse la caja de caudales. Al fin y al cabo, iba a necesitar un nuevo dueño.

 

Ay, la Guardia… Buena gente. De vez en cuando te topas con algún que otro cabezatroll, pero eso no quita que haya divisiones y oficiales de lo más preparados y aptos. Al fin y al cabo hay un hueco para todo tipo de profesionales, ya que la Guardia se divide en multitud de unidades, brigadas y secciones.

Voy a aprovechar un alto el fuego en la escritura de mi próximo libro y hablaré de una de las muchísimas materias que me veo obligado a estudiar y definir para la construcción del nuevo entorno de Enor. En este caso se trata de las fuerzas del orden que existen en el país protagonista, Hyariban, y entre ellas está nuestra querida Guardia.

Quien se adentrara en el maravilloso mundo de Enor de la mano de Aevirae, descubriría en la Guardia a los mayores patanes que pudieran contratarse por una soldada y la promesa de dar rienda suelta a la mezquindad de sus corazones con total impunidad. Y el capitán de la Guardia Rostar era el más patán, el más mezquino, y un cuñado de manual. Además, contaba con el amor incondicional de su teniente, que no era capaz de ver la realidad de su mediocridad y siempre encontraba una razón para justificar sus estúpidas decisiones.

Capitan-Rostar-character-design-Noa-Velasco

Sin embargo, Rostar es un personaje del primer siglo de la era tecnomágica de Enor. La Guardia de la ciudad de Slyndbar se encargaba de todas las tareas a través de sus divisiones. En aquel entonces los soldados y oficiales iban todos con un uniforme muy similar, que contaba con protecciones algo más ligeras que las antiguas armaduras de la Era del Equilibrio pero poca magia. Aquí te muestro las divisiones y un ejemplo de un juguete de los Capturadores:

Un ejemplo de mis notas sobre el mundo de Enor y su funcionamiento.

Un ejemplo de mis notas sobre el mundo de Enor y su funcionamiento.

Bien, pues los años pasan y nos encontramos ahora en el segundo siglo de la Era de la Tecnomagia. Habrán pasado más de 160 años desde la Leyenda del Kelvalad y la Guardia se ha puesto mucho las pilas. Ahora contamos con unas protecciones mágicas en la ropa, la piel y los objetos cotidianos, que hacen innecesarias las armaduras de antaño en la mayoría de los casos. Esto es útil sobre todo para algunas divisiones que necesitan ir ligeros, como los Capturadores. Otros, como los de la Unidad de Delitos Tecnomágicos, no suelen necesitar combatir, si bien todos reciben entrenamiento marcial y se les prepara para enfrentarse a las amenazas más comunes. Los de Delitos Tecnomágicos suelen llevar muchos sellos para absorción de conjuros, anuladores de magia, rastreadores, visores, etc. Pero por si acaso llevan armas especiales contra ataques mágicos, trampas, magos locos y adictos a las drogas de od. En ocasiones, estos dos últimos términos pueden ir de la mano, ya que estos estupefacientes liberan un sello interno del cuerpo con el que la gente se conecta a la Urdimbre mágica. Imagina el poder que pueden liberar con eso… y la cantidad de cadáveres que brillan en la oscuridad que dejan.

Tanto estos Capturadores como los de Delitos Tecnomágicos pertenecen a la Guardia Judicial, encargada de múltiples tareas relacionados con el crimen. Otras divisiones dentro de la Guardia Judicial son la Vigilancia Aduanera, la Guardia de Prisiones y la Brigada de Investigación, que son los encargados de investigar la mayoría de delitos menores. Para los de mayor envergadura, es muy común trabajar con organizaciones externas a la Guardia, ya sea por su nivel de especialización, como por diversificar el poder judicial en manos de varios organismos y evitar un exceso de poder en uno solo. Ahí entraría la Orden de Lorian y sus clarividentes, expertos investigadores con los que la Guardia no puede competir, pues los acólitos de Lorian cuentan con poderes de lo más útiles, como detectar las mentiras.

Guardias-Enor

Te muestro en exclusiva un par de páginas de mi cuaderno de apuntes para el diseño de personajes, ambientes y demás aspectos de Enor 🙂 En ellas tengo unos diseños del uniforme de los Capturadores, con un arma muy especial capaz de variar sus hojas. El mango es fijo, con unos discos dimensionales que pueden invocar el arma que se requiera para cada situación. Así, un soldado puede pasar de una lanza a una espada, disparar hojas de cuchillos… Bua, si es que me emociono pensando en las posibilidades 😀

En esta época se han desarrollado unas innovaciones geniales en materia de metalurgia mágica. Los alquimistas han logrado fusionar materiales tan diferentes como el bronce y el ónix para crear “bróncix”. O cuarzo y acero, dando lugar al “twarzero”. Estas fusiones se deben a un principio fundamental de unir un material con propiedades alquímicas y otro con propiedades mágicas. Entre los materiales alquímicos más valiosos y útiles, tenemos cobre, plata, oro… Y entre los que tienen propiedades mágicas, ya sea porque sean potenciadores, canalizadores o anuladores, existen muchos tipos de cuarzo, ámbar, ónices…, y por encima del resto la obsidiana. Así pues, no es de extrañar que la fusión de oro y obsidiana, la “oridiana”, sea la más rara, valiosa y powerfulosa de todas.

Por eso también contamos con otro tipo de Guardia, la Guardia Oridiana. Conocidos como los Oridianos y vulgarmente conocidos como “las mantis”, por su arma principal y por ser los más estirados. Son como una guardia pretoriana, encargados de las instituciones y funcionarios de la República, y de mantener el orden si todo lo demás se desboca, ya que son independientes y los más fieles al Estado. No están al mando del Comandante en Jefe sino de los Cónsules de la República y el Arconte. Cuentan con los mayores recursos y la mejor preparación marcial.

Volviendo a la guardia que está bajo el mando del Ministerio de Paz y Seguridad, está la Guardia Nacional, compuesta por Cuerpo de Infantería, Armada y Operaciones Especiales. Estos últimos son, detrás de los Oridianos, los más preparados en material, aptitudes y entrenamiento. La sola mención de los “Soldados Amatista”, como también se los conoce, estimula el tracto gastrointestinal de cualquier criminal.

Para terminar, no nos olvidemos de la Guardia de Seguridad y Orden, donde existen unidades de vigilancia, seguridad privada, escoltas, y la guardia original, la que se encargaba de la seguridad civil y el orden público.

Lo que aún no tengo muy claro es dónde meteré al enano de los cañones a la espalda que también he diseñado. Desde luego, no en la seguridad privada 😛 Imagina los destrozos que deben de causar esos tipos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s