Artículo :: Drizzt Do’Urden

Hablar del elfo oscuro no es fácil, empezando por pronunciar su nombre. Luego dicen de mis personajes, pero Drizzt Do’Urden es uno de esos nombres que exigen tragar la comida antes de decirlos en voz alta. Puestos a exigir, el nombre también exige respeto, pues se ha hecho un hueco importante en el mundo de la literatura fantástica y, ya de paso, en todo lo relacionado con los elfos oscuros de la editorial Wizards of the Coast, propietaria de Dungeons & Dragons y, a su vez, del universo de Reinos Olvidados.

 

Los drows, esos pequeños y morenos hijos de puta que viven en constante tensión en lo más profundo de la Antípoda Oscura. Este mundo de seres poderosos y arteros, los maestros en el arte de la puñalada trapera, ha fascinado a muchísimos lectores a lo largo de décadas y gran parte de su fama se debe a este explorador. Y al autor de sus libros, Robert Anthony Salvatore.

 

drizzt_guen

 

El elfo oscuro

Lo primero es conocer a nuestro protagonista. Drizzt es un joven de la ciudad drow de Menzoberranzan, una de las más importantes junto a Ched-Nasad. Se rige por un matriarcado y un sistema de nobleza de casas. Rinden culto a la diosa araña Lloth o Lolth, depende de cómo te hayas levantado ese día y de dónde te apetezca poner la ele que te sobra. Según los ritos sagrados de la diosa, el tercer hijo varón de cada casa ha de ser sacrificado (una práctica que deberíamos poner de moda en la vida real) y ya puedes imaginar qué orden de nacimiento tuvo Drizzt. Esta fue la primera de muchísimas veces que nuestro amigo burló a la muerte, ya que ¡MINISPOILER!————– [“casualmente” murió uno de sus hermanos mayores y se libró.] ————–FIN SPOILER.

 

Sí, en la sociedad drow, las casualidades suelen ir unidas a muerte y asesinato.

 

El muchacho tuvo su oportunidad, creció y demostró unas facultades innatas para el combate, siendo educado como guerrero. Nadie le preguntó nunca, lo mismo le hubiera gustado ser auxiliar de guardería o ganadero de lagartos, pero poco importaba. Lo mismo sucedía con la crueldad que reinaba en su sociedad, que le resultaba un poco estomagante. La relación con su familia tampoco ayudó mucho. Con el tiempo se convirtió en un paria traidor y fue repudiado como un vegano en Tordesillas.

 

Tras buscarse la vida por la Antípoda Oscura, haciendo amigos y enfrentándose a peligros, comienza una vida en la superficie que lo convertirá finalmente en ese explorador que escuchó la llamada de Mielikki, una diosa de la naturaleza.

 

mielikki

Canta, multiplica y aprende con Mielikki

La grandeza de Drizzt no está solo en su habilidad con las cimitarras, sino en su personalidad. Esta es su fortaleza y su debilidad, es una persona con una brújula moral muy definida hacia el bien y la defensa de los débiles. Esto no sería tan problemático si hubiera nacido elfo en una sociedad más benigna, pero se trata de un elfo oscuro renegado que no es bien recibido ni entre los suyos ni entre el resto del mundo, que lo odia y lo teme.

 

Pero llegará al Valle del Viento Helado, donde tenemos la trilogía original de la que nació Drizzt. Tuvo tanto éxito que los lectores y el propio autor tenían ganas de más. El elfo oscuro encontrará por fin unos amigos que verán más allá de su herencia, lo amarán y se protegerán mutuamente en numerosos lances, todos trepidantes y espectaculares.

 

Unos amigos de excursión por Moria

Unos amigos de excursión por Moria

 

Los personajes

El primer amigo, el que siempre ha estado a su lado, es una pantera extraplanar que puede conjurar a través de una estatuilla de ónice. Guenhwyvar. Al parecer, este nombre viene de la versión galesa de Ginebra, pero la relación que veo con la ginebra es que parece que vas hasta el culo de ella y se te enreda la lengua.

 

Luego sale a la superficie, pero de entre toda la gente con la que tenía que cruzarse un elfo renegado al que todos temen o rechazan, Drizzt acaba topando ni más ni menos que con un señor enano, Bruenor Battlehammer. Un enano enanérrimo, un ejemplo de enanidad para el resto de los enanos… y es amigo íntimo de un elfo. Uno oscuro. Eso en un pueblo de Castilla habría acabado mal. Pero supongo que es cosa de ser el jefe del clan, que el resto tiene que aceptar tus excentricidades. Como la de adoptar una hija humana y ponerle un nombre que solo podía ocurrírsele mientras cortaba queso. Cattie-Brie aparece como una niña, pero a lo largo de los años le da tiempo a ponerse hermosa y, al haber crecido entre enanos, tenemos un personaje fuerte, capaz de defenderse tanto por su inteligencia como por su arco Taulmaril y alguna espada cojonera.
No contento con ello, Bruenor decide ampliar la familia con otro hijo, aunque este llega ya enorme. Se trata de un bárbaro humano llamado Wulfgar, a quien regala un martillo que no se pierde ni facturándolo en Vueling. Es un tiarrón del norte, de esos que matan osos a puñetazos si hace falta, pero al pobre le pasa de todo.
Por último, el halfling Regis Panza Redonda, que tiene un pasado algo oscuro que acabará por alcanzarlo.

 

Y este pasado lo encuentra en la figura de Artemis Entreri, el némesis de Drizzt. Un asesino humano, de daga y espada, que no solo equipara en destreza al drow sino que, además, no se ve obstaculizado por ninguna traba moral como éste. Tras un veraneo en Menzoberranzan, ciudad de vacaciones, Artemis hará buenas migas con un drow. Si es que se puede definir así. Digamos, más bien, una relación beneficiosa para ambas partes.

 

Entre los elfos oscuros que no son Drizzt, sin duda el más importante de la serie es Jarlaxle, el jefe mercenario de la organización Bregan D’aerthe. Es un drow calvo y misterioso, lleno de recursos y con un particular sentido del humor (y ver a los hijos de puta de los drows jugando con los humanos de la superficie no tiene desperdicio). Junto a Artemis es uno de los mejores tándems, para mí incluso mejor que el que han llegado a hacer Drizzt y otros personajes en alguna ocasión. Aunque igual tiene algo que ver que Artemis Entreri es mi personaje favorito. Todo un badass magnificent bastard.

 

artemis-entreri

 

Los libros y el autor

En los libros de R. A. Salvatore hay acción, mucha y muy buena. De no ser porque la serie de Drizzt es el enemigo natural de la selva amazónica (calculo unas diez mil páginas), pensaríamos que va a morir en cada libro unas cuantas veces seguidas. Y no se libra de sus bretes con un desmañado deus ex machina, sino que Salvatore suele cerrar muy bien las historias (si le dejan). Los libros se leen solos, así que cuidado cuando pasas una página porque genera adicción. La reunión de Lectores Compulsivos del Elfo Oscuro son los jueves, después de Alcohólicos Anónimos. Es gente muy peligrosa porque llevan muy mal lo que tardan en salir las ediciones en castellano.

 

Pero para embarcarte en las vastas aventuras de una vida tan plena como la de Drizzt necesitarás un guía. Los personajes recorren medio Faerun y no está de más echar un ojo a los mapas. Por otro lado, con casi treinta libros de Drizzt y algunos más de los personajes de su microcosmos, más vale tener claro el orden de lectura de las sagas y con cuales entroncan. Por mi parte, recomiendo las tres primeras sagas y la de los mercenarios, en la que vemos las peripecias de Jarlaxle y Artemis Entreri que es el mejor personaje y no lloriquea tanto como Drizzt. La que menos me gustó es la cuarta, donde cobra protagonismo lo hecho mierda que está Wulfgar, quizá el personaje más plano de la serie. Imagino que, para compensar, lo putearon más. Porque crear un conflicto mazo chungo, como la mili, sirve para forjar la personalidad.

 

En cuanto a ediciones, las más asequibles y tal vez más fáciles de obtener son las colecciones especiales que reúnen todos los libros de cada saga. Son unas biblias con tapa dura y dibujo de encuadernación antigua. A partir de El estigma de Errtu y hasta Los compañeros, las ilustraciones de cubierta han sido obra de Todd Lockwood, quien comenzó a captar cada vez con mejor ojo el universo de Dungeons & Dragons (fue uno de los ilustradores de la edición 3.5 del juego de rol). Se encargó de hacer un maravilloso lavado de cara a toda la edición (incluyendo sus propias y desafortunadas cubiertas de la saga Sendas de tinieblas) y con razón. Aparte de lo estáticas de las ilustraciones para libros de tan eminente acción, los primeros libros del elfo oscuro tenían unas cubiertas que hacían llorar a los demonios del Abismo. En ellos aparecía un viejo gordo y bronceado con cara de cabrón en una (hemos de suponer) inexplicable representación de Drizzt.
el-legado-wtf

La familia entera conspira para asesinar al patriarca y quedarse con la herencia

cubiertas-WTF

Noche sin estrellas. Romance entre un abuelo y su nieta en Benidorm

senora-telenovela-red-hot-chilli-peppers

El disco más emo de los Foo Fighters

Comenzó a rejuvenecer en Cerco de oscuridad (en lo que a día de hoy parece un fanfic de Wattpad del cantante de una banda de rock y su relación tormentosa con una actriz de telenovelas), pero mi mente tenía que realizar un milagro de disociación para imaginarme a Drizzt como alguien molón y no como a un putero recién escapado de un geriátrico de Benidorm. Me imagino el briefing que le pasaron al ilustrador, diciéndole:

 

El protagonista tiene una pantera negra, esgrime un par de cimitarras y es un elfo oscuro de unos sesenta años. Los elfos oscuros son una raza de crueles humanoides de piel oscura y pelo blanco. ¡Ah, sí!, por cierto, estos elfos…
[————–se acaba el papel del fax————–]
… son unos seres muy longevos que tienen aspecto juvenil, por lo general delgados y de baja estatura. El protagonista, al contrario que sus congéneres, es buena gente. No lo dibujes con cara de cabrón despreciable, por favor 😉

 

No he leído más allá de El rey fantasma, última novela de la saga Transiciones, pero de momento están traducidas Los compañeros (inexplicablemente la han publicado en España como el primero de una saga llamada La secesión, de la que no hay más títulos, en lugar de ser el primero de El códice de los compañeros), La noche del cazador y La llegada del rey (segundo y tercer títulos de la saga de El códice de los compañeros, pero que inexplicablemente han publicado en España como primero y segundo), a falta del último título, Vengeance of the Iron Dwarf. También hay un libro de relatos, que nos amplía la información sobre algunos personajes y nos muestra un lado nunca visto. En inglés se pueden disfrutar ya otras novelas que, según rumores, no serán traducidos en castellano si no es de la mano de los fans. Entre ellos están los tres libros de la saga Homecoming y otra de tres novelas escritas por R. A. y su hijo Geno Salvatore (Stone of Tymora), para el público adolescente, en la que Drizzt aparece haciendo de tutor del chaval protagonista.

 

De los elfos oscuros de Reinos Olvidados existen otras novelas no escritas por Salvatore: La hija de la casa Baenre (que leí sin pena ni gloria) y las sagas de La guerra de la Reina Araña y la Dama Penitente. Si los elfos oscuros te dan igual y lo que quieres es leer más de Salva, también encontrarás un relato sobre Entreri y Jarlaxle en Relatos de Faerun.

 

Para rematar, la Guía ilustrada de la leyenda del Drizzt constituye un colofón que sería perfecto para los fans del elfo oscuro… de no ser por las chapuzas de Timun Mas. Para empezar, no hay más que fijarse en el título: “del Drizzt”. Hay una anécdota divertida que podría justificarlo, pero entonces sería “del drizzit”, y es tan secundaria que no cuela en absoluto. Por lo demás, he visto quejas sobre la edición, las traducciones y el contenido. Lo poco que he visto me ha convencido para ponerlo en mi lista de deseos aunque, en general, me parece que está hecho con poco amor. Viendo algunos de los títulos de la editorial, a veces me da la sensación de que están dejando mucho trabajo a los becarios.

 

Apariciones

Nos gusten o no sus libros, Drizzt se ha convertido en un emblema indiscutible de Dungeons & Dragons. Por lo tanto, ha hecho aparición en unos cuantos videojuegos de Reinos Olvidados como Demon Stone, Neverwinter Nights o la serie de Baldur’s Gate. También existía un juego del 94 para MS-DOS, que se instalaba con disquetes, llamado Menzoberranzan. Ahí lo llevas.

 

msdos_menzoberranzan

A mí esto me recuerda a los malos de la peli viejuna de Supermán.

 

Y como Wizards of the Coast saben sacar partido de sus franquicias, nuestro querido cazador es una pieza importante tanto en la 5ª edición del juego de rol de Dungeons & Dragons como, al parecer, de los videojuegos para PC y consola.
Por supuesto, también existe un juego de tablero para él solito y unos cuantos cómics de estilo americano. Sólo nos quedaría ver una saga de películas que, de momento, tendrá que seguir siendo un sueño. Y casi mejor, porque podría convertirse en una pesadilla de callos nocturnos como Eragon, The last airbender, Conan (2011) Dragon Ball…, e incluso las propias películas de Dragones y mazmorras. Sí, lo he dicho en plural y cuanto menos duran, más nota tienen en Filmaffinity.

 

Para finalizar

Podría hablar mucho sobre Drizzt y sus aventuras, aunque en estos veinte años que llevo leyéndolo he olvidado muchas de ellas. El elfo oscuro renegado es un personaje al que se le coge cariño, que suscita admiración por su valentía, su destreza y su predisposición a hacer lo que tiene que hacer, sobre todo si es por sus amigos. Pero, a cambio, esto lo hace a veces predecible, a veces demasiado perfecto. Para compensarlo tiene su espíritu de cazador, que lo convierte en un depredador, y un sentimentalismo que lo hace un brasas, un llorica y un poco idiota vulnerable. Y, por supuesto, un archienemigo a su altura que carece de esos sentimientos.

 

A lo largo de la serie existe un buen equilibrio entre las luces y las sombras, siendo una obra que no carece de drama y cierta crueldad, pero dentro de unos límites siempre benignos. No estamos ante el universo sádico de Poniente, aunque el paseo por Menzoberranzan no es precisamente un picnic con Clara y Niebla. Drizzt nos va a contar sus penas disertaciones filosóficas y morales en cada interludio, nos va a abrir su corazón y vamos a hacernos grandes amigos. Vamos a experimentar sus gozos y sus pesares, vamos a disfrutar los entrañables momentos rodeado de sus seres queridos, ya sea con sus conversaciones distendidas o sus combates al más puro estilo de Legolas y Gimli.

 

Durante las diez mil páginas de su historia se repetirán muchas fórmulas, pero al final es lo que buscamos. En general, hay que leer las novelas de Reinos Olvidados como lo que son, aventuras fantásticas entretenidas. No hay costumbrismo sino épica, batallas a muerte donde los que mueren son los otros y sabes que, por muy arduo que sea el camino, Drizzt Do’Urden lo recorrerá sin dudar con sus cimitarras en la mano, dejándolo sembrado de cadáveres. ¡Algo habrán hecho!
Guardar
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s