Valoración :: Ríos de Londres, de Ben Aaronovitch

Fantasía urbana muy al estilo de Harry Dresden, con protagonista masculino en el Londres actual.

114-thickbox_default

Edición de Oz Editorial. Una lástima que la mancha roja tape los dibujos originales.

Peter Grant no es tan antihéroe como Dresden; es policía y no tiene el añadido de tener que lidiar con las fuerzas de seguridad, aunque de vez en cuando resulta complicado explicar a tus superiores una carnicería paranormal en Covent Garden.

En general, los personajes son simpáticos y tienen personalidad, aunque al ser una narración en primera persona conoceremos sobre todo a Peter. Del resto nos hacemos una idea a partir de sus observaciones.

En la cubierta pone que es la mezcla perfecta de Harry Potter y Sherlock. Vale. La trama es trepidante porque te mantiene en movimiento, tiene un sistema similar al de películas y series que te mantienen ocupado sin darte tiempo a pensar “¿Qué está pasando y por qué voy de un lado para otro?”. Lo malo es cuando te paras y lo haces. Me marea un poco ese cambio vertiginoso de escenarios e ir de un lado a otro (si conoces Londres tienes una satisfacción añadida en este libro porque reconoces calles y zonas, pero a mí me sobran muchas explicaciones) y, en el fondo, las tramas, el caso en sí y la disputa que da nombre al libro, no me parecen magistrales pero sí interesantes. La forma de familiarizarte con todo el componente mágico no solo funciona perfectamente, sino que constituye el principal atractivo del libro. Así que estamos más cerca de la magia de Harry Potter que de los casos de Sherlock Holmes.

Sistema de magia. Peter está empezando y no es que nos adentremos demasiado en los entresijos de la magia. Su entrenamiento se basa en formas, algo así como el componente verbal/mental de un conjuro, y la extracción de la energía necesaria para realizarlo. Mucho más complejo y misterioso es lo que rodea al resto de personajes que no son humanos. O no del todo.

Estilo. Aaranovitch escribe muy bien, es directo y chispeante, familiar sin resultar torpe en ningún momento. Ahora bien…, tiene un problema con el exceso de detalles que no aportan nada. Es un problema a menos que te gusten y los disfrutes, que a mí a veces me encanta (como escritor) esa facilidad que tiene para describir escenarios y suele hacerlo con simpatía. Además es una gozada que te vaya ilustrando sobre las medidas policiales, protocolos, truquillos del oficio, etc. Pero no siempre es buen momento para detener la acción y hablarte de lo que te rodea, sobre todo si no sirve a ningún propósito más que el del placer de narrar.
Mención especial para algunos fallos de continuidad en los que algo o alguien aparece de la nada (como cuando se encuentra con una mujer y, unos párrafos después, menciona a “la niña”. Ese artículo determinado me volvió loco, porque era la primera mención y creía que me había perdido algo), o que se habla de algo como si se supiera sin ser el caso, junto con otros momentos algo confusos.

En cuanto a la edición, es un libro que resulta agradable cuando lo coges. Se lee con comodidad y tiene un tamaño satisfactorio, un cuerpo de letra grande y páginas gruesas. En realidad podría caber en 50 páginas menos (tal vez por eso tiene muchos detalles), pero así parece que tienes un novelón de 500 en lugar de 330 páginas. Creo que han hecho un buen trabajo, tiene pocas erratas (más hacia el final) y la mayoría de fallos que he visto los he atribuído más al texto original que a la traducción (al principio decía que era febrero, luego pasa como un mes y pico y… ¡oh, magia! Estamos en febrero. Tal vez hay un febrero con 60 días cada 300 años y no me había enterado).

Quiero aprovechar para compartir una curiosidad genial:

Sigue mis dedos: ¡221 y Baker Street! Aún estoy buscando la cara B de esa página 😀

Parece que haya pintado mal el libro, pero mi intención es destacar tanto los puntos fuertes como los flojos. A mí me ha gustado mucho y justo estoy buscando este tipo de libros que aúnan fantasía y policíaco, que no es fácil. Así que tiro para arriba con las estrellas (4/5) en vez de para abajo porque, en conjunto, me parece un buen libro con mucho potencial.

Consigue tu ejemplar AQUÍ (si compras a través de este enlace, me generas ingresos. ¡Gracias!)

Imagen de cabecera

Anuncios

2 comentarios en “Valoración :: Ríos de Londres, de Ben Aaronovitch

    • ¡Es ideal como serie, desde luego!
      Harry Dresden tenía una serie al estilo de Embrujadas y creo que no tuvo mucho éxito, aunque a mí me gustaba. A día de hoy podría quedar algo muy digno.
      Me parece que hay cómic, que también es un medio donde puede lucir mucho.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s