Reseña :: Cruzada en «jeans»

Antes de nada, tengo que aclarar que en mis reseñas voy a usar un sistema de preguntas a partir de las cuales hablaré de los libros. De este modo puede resultarme a mí más sencillo de estructurar, y al lector de encontrar la información que precise en caso de no querer leer la reseña por completo. Como son las primeras reseñas, es posible que las preguntas cambien alguna vez, pero la idea es que se repitan en cada una.

Cruzada en «jeans», de Thea Beckman

Cruzada en jeans (Thea Beckman)

Se trata de una novela juvenil corta y ligera, muy amena.
Rudolf Heftling (Dolf para los amigos) es un chico holandés de 15 años que viaja al siglo XIII y se ve inmerso en una Cruzada infantil con destino a Jerusalén, con la ingenua idea de derrotar a los sarracenos poniéndoles ojitos. Junto a Leonardo Fibonacci (sí, el de la sucesión de números, el matemático), a quien acaba de conocer, se apiada de la horda de niños salvajes que merman su número cual tropel de lemmings descerebrados. Rudolf aporta su sentido común, los conocimientos de un chico del siglo XX y unas capacidades nada corrientes para organizar, salvar e incluso liderar a los ocho mil niños cruzados.

 

¿Te ha gustado?
Mucho.  He ido familiarizándome con el entorno, los personajes y la mentalidad hasta la primera mitad. Durante el resto, ya era un integrante más de la Cruzada que vivía con intensidad cada día y ansiaba conocer adónde nos llevaría el siguiente tramo del viaje.

 

Independientemente de lo anterior, ¿crees que es un buen libro?
El viaje en el tiempo es un descuidado marco para lo que en realidad se trata de una obra excepcional. El libro tiene un lenguaje sencillo y una estructura sólida, por lo que habiendo cumplido satisfactoriamente con estos requisitos, puede centrarse en lo que hace realmente grande a esta novela: la inmersión en la psicología de su protagonista, la riqueza de matices de los personajes, la recreación del marco histórico y su mentalidad medieval, más el desarrollo del tema principal.

Las historias suelen tener una estructura definida de introducción, nudo y desenlace. Por eso considero las historias como viajes que nos transportan desde el punto A al punto B. Y creo que fundamentalmente hay dos tipos de historias: las que enfocan su importancia en esos puntos clave y, mayoritariamente, las que centran la atención en el camino, siendo el viaje lo realmente relevante. Esta historia es de este segundo tipo ya que, aunque se hace constante hincapié en de dónde vienen y adónde van, es una cuestión estética que queda obligatoriamente en segundo plano porque es la evolución durante el camino la que representa el eje principal de la obra.

 

¿A quién lo recomendarías?
Empezaría por chavales de entre diez y catorce años que seguramente lo abrazarían como uno de sus libros favoritos. Pero este es uno de esos libros que no sólo pueden releerse con el paso de los años; también tiene todos los elementos para ser disfrutado a cualquier edad. Al igual que los buenos libros juveniles, pueden encontrarse matices y niveles de profundidad distintos en función de la edad del lector, convirtiéndose en un libro universal.

Además, lo recomendaría a los amantes de la aventura, de la Edad Media, de los viajes en el tiempo, de quienes disfrutan más con la resolución de un problema con la inteligencia que con la espada, pero también de algún que otro espadazo. A quienes prefieren la cruda realidad a los cuentos de hadas.

 

¿Leerías más de este autor?
Absolutamente.

 

¿Qué te ha gustado más?
Dolf es un personaje con el que resulta fácil congeniar o identificarse, empezando porque es el único que ha nacido en el s. XX. Además es un muchacho de buen corazón, inteligente y pasional, que se enfrenta constantemente a los peligros del viaje y a los problemas constantes del trayecto, mostrando un capacidad de superación al mismo tiempo que sus temores. Es un héroe a la fuerza.

Por otro lado la historia tiene un prisma de realidad que deja al margen los estereotipos de las historias para niños y jóvenes. Aquí hay muerte, brutalidad, crueldad y miseria, pero convive día a día con los sentimientos de mayor nobleza, bondad y lealtad que se pueden encontrar. Destacan los sentimientos positivos y negativos que ofrecen tanto Rudolf como el resto de niños de la Cruzada, que a veces son los mismos, a veces completamente distintos.

Siguiendo con los maravillosos contrastes de la novela, la ingenuidad de los niños junto a su forzada maduración ante las vicisitudes, hace de ellos personajes completamente fascinantes por separado, pero muy bien recreados también en su conjunto. Existe un germen de sociedad en la Cruzada, un conato de extraña utopía que también evoluciona a través de las páginas.

 

¿Qué te ha gustado menos?

Algunos capítulos tenían un menor contenido y parecían estar rellenos con repeticiones innecesarias. Estructurar los capítulos puede ser complicado, así que no lo tengo muy en cuenta.

Por otro lado, el viaje en el tiempo sucede de una forma completamente trasnochada en comparación con el resto del libro. Es una mera excusa para mostrarnos una buena historia y no es tanto que viajar al pasado sea algo fantástico, es que ocurre como un mal polvo.

 

¿Qué ofrece?
Ofrece una historia muy entretenida, apasionante, alejada de los clichés más manidos y flipados de viajeros del tiempo en el Medioevo. Ofrece una visión del mundo rica en matices, buscando la fidelidad histórica y mostrando una Edad llena de sombras y de luces, donde la religión ejerció un grandísimo impacto en la mentalidad de la gente.

Ofrece un montón de situaciones que ponen a prueba la capacidad de los personajes, no sólo de Dolf, y constantes dilemas, muchos de los cuales no pueden resolverse satisfactoriamente. Y muerte, mucha muerte. A veces he llegado a pensar que George R. R. Martin ha leído este libro muchas veces.
Los personajes son todos remarcables, incluso los que menos se destacan, pues a veces es el propio Dolf quien nos los muestra. Y uno de los temas principales es el de la amistad y la lealtad por encima de todo.

 

¿A qué te ha recordado?
Por el tema de viaje-al-medievo, podría recordar “El ejército de las tinieblas” por la molancia de un protagonista moderno rodeado de paletos. Nada más.

Por el carácter histórico, podría recordar la facilidad con la que Ken Follet me introdujo en la época a través de “Los pilares de la Tierra”. Nada más.

Por otro lado, a veces podía visualizar la historia como si fuera un juego del tipo “Civilization”, controlando una cultura desde sus albores, tomando decisiones estratégicas para sobrevivir y desarrollarnos, organizando distintos tipos de roles y manteniendo las relaciones diplomáticas con otras comunidades.

 

¿Algo para terminar?
Muy fan. Me lo recomendaron junto con “Los escarabajos vuelan al atardecer”, de María Gripe, así que queda pendiente.

 

escarabajos vuelan al atardecer (Maria Gripe)
Anuncios

Un comentario en “Reseña :: Cruzada en «jeans»

  1. Pingback: Mis Libros de 2016 (III) | El mundo de Enor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s