Seis Sabios Simios

Seis sabios simios,

al saberse deseados,

se subían a las ramas

de su sauce sin retraso,

para así escapar 

de una espinosa situación,

pues en el suelo salivaban salvajes

tres tigres trastos.

Tramaban truculentos la tragedia:

¡tragarían a todos como truhanes!

Mas trabados se tornaron

trepando por el tronco.

¡Qué terrible contratiempo!

Anuncios

Aves ebrias

Atondras alondradas

enrramadas en las camas,

viven bien y beben vino,

grazpan, hijan y gornean.

Currachas como bobas,

se caen por el camino.

Mirlos pillos

Había una pareja de mirlos
que eran malos.

—¡Hay que quemarlos!
—exclamó el rey Carlos.

—¡Qué va! —negó el rey Milos—.
Hay que darles mimos
porque de amor están faltos.
¿Cómo no van a ser estos mirlos pillos?