El Pincel de Historia Se Despide

Cierro con el 6.º y último capítulo: El Dios Despierto. Y hasta aquí ha llegado este divertido experimento de ficción interactiva que comenzó el año pasado y que inicialmente iba a llevar a ritmo de un capítulo por mes.

Para sacar adelante otros proyectos tuve que posponerlo unos meses, pero no quería dejarlo abandonado sin un final. En realidad tengo mucho material para escribir unos cuantos librojuegos del pincel de historia, pero este tiempo también era para ver qué tal cuajaba un contenido así. Resulta descorazonador lo poco que se lee en general y lo poco que se consume narrativa en todas sus vertientes, pero la realidad es que no puedo dedicar más tiempo a un trabajo tan infructuoso. De hecho, necesito un trabajo remunerado cuanto antes.

Jugar El pincel de historia

Espero que lo hayas pasado bien cayendo por abismos, siendo devorado por monstruos, atacado por soldados, partido por la mitad o reducido a cenizas. Si te has divertido con esta historia, no te cortes en comunicármelo a mí y a tus amigos. No sabes cómo me cambia la tarde cuando veo que alguien me pone estrellitas o dice que lo ha pasado bien con mi trabajo.

Notas de la versión:
-Eliminado el formato de guardado antiguo. Ahora funciona solo el autoguardado.
-Actualización de algunas secciones.
-Mejoras superficiales.


Si te gustó esta entrada o algo de lo que he escrito, házmelo saber comentando y/o compartiendo.

Tus likes y comentarios son el combustible que me impulsa a seguir escribiendo entradas como esta. Pero también me gusta bañarme cada luna llena en sangre de unicornio y no sale barata, así que agradezco aún más que me compren libros. Puedes conseguirlos en  [Lektu] y [Amazon].

SogadeSedayMagia-NoaVelasco

Por favor, considera apoyar económicamente al autor: 

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Imagen destacada de portada: ArchLimit.

Guardar

Anuncios

Novela al 50% y relato gratis en Lektu

Os traigo un caramelito preDía del Libro. Si no te fías de mí porque te dijeron que no aceptases caramelos de extraños, es tan fácil como pinchar en “Acerca de” del menú y saber un poco más de mí. Si desconfías porque te dijeron que esos caramelos llevan droga… Joder, ¡eso espero!

Ojalá sea drogaína en página y no podáis parar de leer. Mi ambición en la vida es que Amazon os aconseje un buen colirio en el apartado de “relacionados” junto a mis libros. Pero esto no es un libro, sino un relato, está en formato de libro electrónico y se titula El primer caso de Aeric Lockbed.


Os cuento de qué va. Lo primero es que se trata de una historia corta similar a Soga de seda y magia porque hay una investigación, fantasía gaslamp, humor y acción, pero es más distendido. Por eso creo que es perfecto para iniciarse en el universo de los Clarividentes de Lorian, el Enor de la era de la tecnomagia. No es necesario leer Soga de seda y magia para disfrutarlo ni leer esto para disfrutar la otra. Sin embargo, y aunque la acción del relato es anterior, os recomiendo leer primero la novela porque os resultará todo más familiar.

El primer caso de Aeric Lockbed es un relato de 12500 palabras (unas 25 páginas) en el que el pequeño tecnomago aún no se ha unido a Zenda, Odriel y los Clarividentes:

Aeric va a graduarse como tecnomago criminalista y quiere celebrarlo con su amigo Bembo. Parece la noche perfecta: guisado de ciervo, cerveza y una preciosa elfa. El problema es que necesita su sello de investigador para la ceremonia y ¡se lo han robado! Los jóvenes medianos tendrán que hacer lo posible por recuperarlo en el primer y extraoficial caso de Aeric Lockbed.

¿Cómo se consigue? Está disponible en las tiendas online de Lektu y Amazon. Durante los primeros días se podrá descargar gratis en Lektu y el único pago que pido para ello es compartirlo en alguna red social (Twitter o Facebook). Pasado un tiempo seguirá siendo gratis, pero activaré la opción de que paguéis si os ha gustado. Como veis, regalo la primera dosis para engancharos.

En Amazon, no obstante, no puedo ponerlo gratis, así que está disponible por el precio mínimo de 0,99 €. Creo que por cada venta me llevaría 0,25 €, así que si lo que queréis es darme dinero, os recomiendo que me paguéis por el relato en Lektu o me invitéis a un café. Que sea gratis no significa que valga poco 😉

Además, para quienes compréis mi novela Soga de seda y magia en Lektu, os ofrezco un código promocional del 50% (1,50 €). Usad el código accediendo a través de este enlace con vuestra cuenta de Lektu. Son limitados, ¡así que daos prisa!

Si ya habéis leído la novela o el relato, solo me queda recordaros que vuestros votos y valoraciones son muy importantes para los escritores. Podéis dejarlos en:

Mis obras en Lektu

Mis obras en Amazon

Mis obras en Goodreads

El Pincel de Historia :: 5. Yunai [librojuego]

Nuestra aventura nos ha llevado a través del tiempo y el espacio hasta las islas de Tol Daenim. Hemos escapado de una húmeda prisión, nos hemos enfrentarnos a algún monstruo, orco o humano… ¡Por la Gran Veta! Si hasta hemos logrado sobrevivir al bruto de Isvarian. Queda poco para terminar esta aventura interactiva y conocemos a un personaje de lo más peculiar…

He añadido ligeras modificaciones y mejoras. El bueno de @RuberEaglenest me está ayudando mucho y me ha incorporado un autosave que os recordará la última página leída 🙂 He dejado la otra función de guardado de cada final de capítulo para los antiguos lectores, pero si da algún fallo recargad y listo. Leed el archivo siempre actualizado AQUÍ.
 

Sigue leyendo

El Pincel de Historia :: 4. No Te Queremos En Tol Naraim

Vuelve mi librojuego El pincel de historia; vuelven las muertes, las malas decisiones, las persecuciones…  ¡Carbones!, y esta vez con un capítulo triple. En realidad, es un capítulo por cada una de las 3 posibilidades que se abrían en el capítulo anterior, así que quien solo lea el relato una vez y no experimente no lo advertirá. Por eso os recomiendo releer tomando decisiones distintas y descubrir qué ocurre. ¿Alguna novedad en la navegación? Sí, ahora, al terminar cada capítulo, podrás visualizar no solo el número de veces que has muerto, sino cada manera de morir. Si leíste hasta el capítulo anterior, recuerda la función de guardar/cargar para seguir desde donde lo dejasteis (o relee lo que quieras, ¿quién soy yo para deciros qué opciones elegir?). Leed el archivo siempre actualizado AQUÍ.
 

 


Si te gustó esta entrada o algo de lo que he escrito, házmelo saber comentando y/o compartiendo.

Tus likes y comentarios son el combustible que me impulsa a seguir escribiendo entradas como esta. Pero también me gusta bañarme cada luna llena en sangre de unicornio y no sale barata, así que agradezco aún más que me compren libros. Puedes conseguirlos en  [Lektu] y [Amazon].

SogadeSedayMagia-NoaVelasco

Por favor, considera apoyar económicamente al autor: 

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Imagen destacada de portada: Devanath.

Guardar

El Pincel de Historia :: 3. Isvarian

Otro mes, otro capítulo de El pincel de historia, mi aventura de ficción interactiva. Hemos escapado de la prisión, pero aún es pronto para descansar. En este capítulo tendrás algunos encuentros desafortunados. ¿Lograrás llegar al final sin morir? ¿Quién es el misterioso personaje que te saluda como si te fuera a enterrar? Descúbrelo AQUÍ.

 

Imagen: Pixelgate Studio

Novedades:

 

-A partir de ahora trabajaré con un archivo único que iré actualizando a medida que escriba los siguientes capítulos. Esto significa que podréis navegar a través de un solo archivo para leer todos los capítulos. No solo significa comodidad, también servirá para incorporar ciertas funciones extra:
:: Guardar progreso. Leer un capítulo al mes es poco agradecido para los desmemoriados como yo. Y más si relees y sigues rutas distintas cada vez. A partir de ahora podréis guardar el progreso al final de cada capítulo y cargarlo en la pantalla de inicio. Especialmente útil cuando vuestras decisiones os lleven por bifurcaciones.
:: Pantalla de inicio. Rápido acceso a los capítulos, información sobre el autor, el proyecto y cargar progreso.
:: Muertes. Se llevará un registro de las veces que habéis muerto. Al llegar al final os aparecerá el contador. Además, a medida que muráis iréis obteniendo distintos logros. Sí: os animo a morir porque soy un poquito cabrón.
:: Deja vu. En la medida de lo posible, intentaré ahorraros bloques de texto informativos una vez los hayáis leído. Esto es útil cuando queréis repetir un capítulo y probar otras opciones sin tener que pasar otra vez por ciertos puntos.
:: Menos bucles. Evito algunos bucles programando las secciones para que no aparezcan repetidas una vez han sido visitadas.
-Iré implementando nuevas funciones a medida que aprenda a programarlas.

 

Otra novedad, aunque general, es el enlace recurrente que os mostraré para que me apoyéis si os gusta mi trabajo.

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Escribir libros es un trabajo que dura años y los ingresos son muy bajos, sobre todo porque la mayoría de ventas se producen en épocas de promoción y muchos ejemplares se regalan en una desagradable analogía al típico estilo de “me haces un dibujo gratis y te doy visibilidad”, con el esperado resultado de nula visibilidad.
Así pues, mientras espero las regalías mensuales de los libros, paso los meses comiendo fuet de kobold. Y como todo el mundo sabe, no hay nada mejor para acompañar el fuet de kobold que un buen café de calcetín de goblin. Ahora tenéis la posibilidad de apoyarme con una taza de delicioso café endulzado con mis lágrimas de agradecimiento (donación mediante Paypal).

 

 También os pido que me dejéis algún comentario o compartáis. Este proyecto está a prueba y necesito saber si merece la pena continuarlo (sin feedback tendré que asumir que no es el caso).

 


Si te gustó esta historia o algo de lo que he escrito, no olvides comentar y/o compartir con alguien.
Tus likes y comentarios son el combustible que me impulsa a seguir escribiendo historias como esta. Pero también me gusta bañarme cada luna llena en sangre de unicornio, así que agradezco aún más que me compren libros. Puedes conseguirlos en  [Lektu] y [Amazon].

 

Por favor, considera apoyar económicamente al autor:
Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Imagen destacada de portada: Pixelgate Studio.

Guardar

El Pincel de Historia :: 2. La prisión

Ya está aquí el capítulo mensual de la aventura interactiva donde tu propia muerte asegura tu supervivencia: El pincel de historia. Aunque esta vez morir no es una opción, así que elige sabiamente tus opciones.
En esta ocasión tendrás que escapar de la prisión donde te has despertado. Buena suerte, tu piedra mística del tiempo no está contigo.

Si no leíste el capítulo anterior o si no recuerdas lo que sucedió, tienes más abajo los enlaces a los capítulos y aquí la sinopsis; además, en el capítulo de este mes hay un breve resumen. Por lo general no hay muertes definitivas excepto en pocos casos. Tu gema mística te irá guiando la mayor parte del tiempo, pero atentos a las cursivas porque son la voz del personaje.
Lo siento por los momentos en bucle, pero no es un videojuego y si meto programación será imposible editar un eBook.

El pincel de historia

Capítulo 2 :: La prisión
Si te interesa escribir tus propios relatos interactivos, echa un ojo a mi entrada 3 Programas Para Crear Videojuegos.

Si te gustó esta historia o algo de lo que he escrito, no olvides comentar y/o compartir con alguien.

Tus likes y comentarios son el combustible que me impulsa a seguir escribiendo historias como esta. Pero también me gusta bañarme cada luna llena en sangre de unicornio, así que agradezco aún más que me compren libros. Puedes conseguirlos en  [Lektu] y [Amazon].

Imagen destacada de portada: Concept art “Gilead Prison Cell” para el videojuego de Eragon, por Rusty.

Guardar

El Pincel de Historia :: 1. El portal del exilio

El Pincel de Historia, una aventura donde tu propia muerte asegura tu supervivencia.

Tienes ante ti un relato de ficción interactiva donde aprenderás a utilizar dos inusuales dones que solo tú posees y por los que te persigue un mago negro. Tienes una piedra mística del tiempo unida a ti y eres capaz de materializar una herramienta de sangre. ¿Serán suficientes para evitar que te capturen?

Captura_de_pantalla_083017_050339_AM
Algunos ya conoceréis mi experimento anterior de literatura hipertextual al estilo “Elige tu propia aventura”, Horrores in de nait. Esta vez se trata de un proyecto más ambicioso, ya que tiene continuidad y es un formato perfecto para desarrollar una idea que tenía en el cajón desde hace varios años. La premisa es muy simple: tienes la capacidad de tocar un objeto con el pincel de historia y alterar su tiempo. La piedra mágica que te va guiando a lo largo de la aventura es la que hace posible la alteración del tiempo y, lo más importante, puede devolverte a la vida unos instantes antes de tu muerte. No por nada se llama Corindón Trolceta. Así que no tengas miedo de morir, porque morirás.

Si veo que esto funciona, haré un capítulo mensual y, ya puestos, al final lo publicaría como librojuego en digital. Así que no olvidéis comentar y compartir por donde os parezca oportuno, ya sean blogs o redes 🙂 Me encantará saber vuestras opiniones, ya que estoy entusiasmado con el formato nuevo, el tipo de narración y las posibilidades que se van abriendo.

Puedes leer todos los capítulos hasta la fecha en: El Pincel de Historia.

Si te interesa escribir tus propios relatos interactivos, echa un ojo a mi entrada 3 Programas Para Crear Librojuegos.

 

Fragmento :: La Leyenda de los Espíritus Inmortales

En la próspera isla de Daojima se han aprendido desde tiempos inmemoriales algunas de las más importantes técnicas de las cinco fases, el onmyodo y el feng shui. No era extraño que los emperadores viajaran tradicionalmente a la fastuosa ciudad que daba nombre al lugar y profundizaran en el conocimiento de los espíritus inmortales, la energía de las cinco fases y los sesenta y cuatro sellos sagrados. Los sha-man, o chamanes tao, eran los encargados de enseñar los secretos mejor guardados al monarca. Como era lo acostumbrado, el emperador Izanobu permaneció un ciclo anual en Daojima, como lo hicieran antes que él su padre, el padre de su padre y, a su vez, los emperadores que lo precedieron. Izanobu fue conocido por su magnanimidad y su profundo amor por sus hijos, la princesa Nihime y el príncipe Tsukiro, a quienes llevó con él. Los pequeños aún no habían cumplido los ocho ciclos, eran gemelos y estaban unidos por unos lazos inquebrantables. La mujer del emperador había rogado a su marido que no los llevara consigo, pues las hojas de té habían presagiado una terrible desgracia. No eran muchas las personas dotadas con poder para interpretar los designios, e Izanobu nunca creyó que su mujer hubiera sido bendecida con semejante don.
Las advertencias no habían sido infundadas, pues un terrible monstruo vivía en la isla de Daojima. Era un oni descomunal, de rostro azul, con cabello y barbas de fuego. Dos hileras de cuernos adornaban su frente y crecían espolones en sus piernas, por debajo de la piel de tigre que lo abrigaba. Sus ojos eran de rubí, y su gargantuesca boca podía tragar un caballo de una vez. Grandes colmillos curvos sobresalían de ella, y tenía el poder de soplar vientos capaces de arrancar todas las hojas de los árboles. Cabalgaba nubes y creaba tormentas con su garrote, desafiando a los hombres, los tengu y los espíritus inmortales. Nadie podía hacer frente a su poder. Su hogar era la Montaña de las Peonías Inmarcesibles, por fortuna muy lejos de la ciudad y los poblados de la isla. Nadie podría imaginar que semejante monstruo tuviera interés en recorrer tanta distancia para alterar la paz de los hombres, pues se conformaba con reinar en su montaña y en los alrededores, devorando toda clase de criaturas. Pero el señor de la montaña estaba cansado de probar siempre los mismos platos, creía que ya había probado todos los sabores existentes. Con su portentosa nariz olfateó un olor desconocido y no pudo dormir pensando en el origen de aquella fragancia, deseando probar su sabor. No pensaba en otra cosa, de manera que, en mitad de la noche, cabalgó las nubes y recorrió los cielos hasta llegar al palacio del emperador. Allí encontró al pequeño príncipe, durmiendo en su alcoba, y se le hizo la boca agua. Soplando un potente viento abrió un agujero y cogió al príncipe con una mano garruda, mientras con la otra apartaba a manotazos a los impotentes guardias. Los dragones ya no reinaban en Torishima, por lo que nadie pudo hacer frente a la bestia, que se subió a una nube y huyó con su preciado botín al tiempo que reía y cantaba. En el palacio, todo fueron llantos y rechinar de dientes.

dragon-1176341_1920 Sigue leyendo

En algún lugar del bosque de Warmond

Un microcuento con un estilo bastante afectado. A veces me da por ahí. Probablemente use la idea para desarrollarla en un cuento de Enor.

—————

Salí a comer con un viejo amigo y la chica que me gustaba al placentero bosquecillo de Warmond, junto al canal, donde pastaban vacas y paseaban lugareños en barquichuelas, transportando bienes, fumando su tabaco despreocupados.

Solazados bajo los árboles, los haces de luz de la mañana se filtraban espesos y corpusculares, inundando de paz nuestros ánimos. No fue una salida programada, todo era fruto del azar y de un encadenamiento de ideas fulgurantes que nos había llevado al fin, con sus más y sus menos, a deglutir todo alimento que hubiéramos dispuesto tras un reconocimiento por la zona. Embriagado por el momento y motivado por la presencia de mi anhelada dama —siendo esto el prolegómeno de una concupiscencia ulterior, pues en verdad me movía el deseo de poseerla aceptando con resignación el ineludible romanticismo del proceso previo—, determiné como un experto que los hongos que había recogido eran unos manjares que ensalzarían tan improvisado almuerzo. En verdad solo sabía que no eran venenosos, no al menos mortales.

forest-alien

Sigue leyendo

Seis Sabios Simios

Seis sabios simios,

al saberse deseados,

se subían a las ramas

de su sauce sin retraso,

para así escapar 

de una espinosa situación,

pues en el suelo salivaban salvajes

tres tigres trastos.

Tramaban truculentos la tragedia:

¡tragarían a todos como truhanes!

Mas trabados se tornaron

trepando por el tronco.

¡Qué terrible contratiempo!

Microrrelato :: Érase un fin

Hubo una gran luz. Silencio.

 

Ella, y él, se detuvieron para mirar el cielo. Era de día y, sin embargo, no había luz. Nubes grises cubrían todo lo que a su alrededor no eran montañas. Las montañas también eran grises, mas se hallaban yermas, rasas. Se fundieron en un abrazo, ella, y él.
—Nos amaremos para siempre —dijeron.
Sobre ellos se erigían titánicas naves, dirigibles más oscuros que su cielo, incontables y ominosos. Allí arriba, suspendidos como si permanecieran inmóviles.
Y recordaron.

 

En aquel paraje, años atrás, se dijeron las mismas palabras. El cielo mostraba su intenso azul sin reservas, como su amor, inundado por la calidez de los rayos del sol. Jugaron a buscarse, se encontraron y rodaron por el suelo. Sus cuerpos se entrelazaron hasta olvidar de quién era cada miembro, cada fibra, cada palabra susurrada entre el viento. Sus dedos trenzaron el tiempo entre sus cabellos y los labios jugaron a no tener dueño.
Cuando volvieron a la civilización, jugaron a ser parte de ella, a vivir, a ser dueños y esclavos de sí mismos. Dejaron la libertad en las montañas y jugaron a estar locos, pero era la civilización la que se tomaba la vida muy en serio, y su locura no era broma.
Ella, y él, vivieron la locura de la civilización. Buscaron en las taras su perfección, entre el ruido se miraban en silencio. Se abrazaron, se besaron y se amaron para siempre, en medio de la locura. A su alrededor, la civilización oscureció el cielo; esquilmó la tierra; desplegó sus naves; enloqueció. Su locura no era broma. Trajo la muerte y volvieron a las montañas, donde habían escondido su libertad.
No quedaba nada más. Ella, y él, no podían elegir donde vivir, de manera que escogieron dónde morir.

 

Dicen que, cuando te encuentra la muerte, una luz precede los recuerdos de toda una vida. Ella, y él, vieron una gran luz. Luego el silencio, y recordaron tras jurarse amor eterno. Ella, y él, vivieron la muerte como el mundo dijo que era. Solo que el mundo, como toda esta historia, estaban al revés.

 

fin del mundo

Microrrelato :: Presagio

Un señor con levita que se parece a Pushkin espera en el rellano. Tras él, la viva imagen de Tolstói y la hermana fea de Dostoyevski. Cuando aquel vidente predijo la enigmática causa de mi muerte, tan sólo dos días atrás, lo tomé por loco. Ahora, con semejante cohorte plantada ante mis narices, distingo con claridad meridiana por qué me previno contra la “ensaladilla rusa”. De un portazo les muestro de nuevo la cara externa de mi puerta.
—¡Qué grosero! —dicen, mientras se alejan, los testigos de Jehová—. Sólo queríamos hablarle del fin del Mundo.
 
pushkin

Aleksander Pushkin. Detalle de una pieza lacada de Palekh.

Cuento de terror :: Los cadáveres del practicante

Estos días le he dedicado mucho tiempo a este cuento con la esperanza de llegar la noche de Halloween y, acto seguido, dar comienzo al NaNoWriMo2015. Como cualquier plan en el que las piezas encajen con precisión milimétrica… salió mal. Podríamos decir que este cuento me dio tanto miedo que acabé enfermando. No se alejaría mucho de la realidad.

Lo fui publicando en Wattpad, pero me comentaron para mi total estupefacción que sólo se podía leer teniendo una cuenta. Me ha defraudado un poquito más, ¡pero oye!, es gratis.

Queda compartido aquí en tres formatos: ePub, Mobi y PDF.

cadaveres-practicante_noa-velasco

Os adelanto lo que va a venir a continuación: NaNoWriMo. ¿Qué más? NaNoWriMo. A ver, es el mes de escribir novela como si no hubiera diciembre. Así que voy a estar escribiendo como loco mi proyecto de “Gusanos en la basura” hasta alcanzar esas 50.000 palabras. Ya lo podréis ir viendo durante todo el mes.

Pero hay algo más. A ver si crees que estos días sin actualizar se deben a unas vacaciones… Esta semana tendremos un interesante invento: intercambio de entrevistas en el blog con David F. Cañaveral. Contestamos a una serie de preguntas relacionadas con la fantasía, cada uno en el blog del otro. Y hoy acabo de participar en el podcast de “El d20”, así que habrá más entrevistas en breve.

 

Os dejo con el comienzo del cuento titulado:

“Los cadáveres del practicante”

La casa era bonita, no podía negarlo. Debía serlo, me habían dicho, y tranquila. Sobre todo tenía que ser tranquila si quería recuperarme. La psicóloga había insistido sobre la necesidad de estímulos positivos, un buen paisaje, luz del sol y compañía frecuente. Llevaba varias semanas constantemente rodeado de gente y me había ayudado a olvidar pero había llegado a un punto en el que mi subconsciente redoblaba sus esfuerzos por rebasar las barreras de semejantes distracciones. Al mismo tiempo, la falta de intimidad, de una controlada soledad y las constantes interacciones con miembros de mi especie acabaron tornándose en pequeñas molestias que amenazaban con volverse irritantes. Y no podía vivir acompañado eternamente. Sigue leyendo

Microrrelato :: Alineación

Este es mi texto semanal para los “relatos encadenados” a partir de la frase “¡Cuánta fuerza y qué poca puntería!”.

ALINEACIÓN
¡Cuánta fuerza y qué poca puntería! Alfred era un desecho de virtudes. Entre ellas, la creatividad a la hora de deshacerse de aquel cadáver, arrojándolo por el acantilado cual martillo de atletismo. Aún embotado por los güisquis, asimiló lentamente la escena. Quizá no debió aparcar tan cerca su descapotable. Quizá no debió dejarlo alineado y cuesta abajo, con la comisaría al final de la carretera. Pero, ¿quién podría adivinar que aquella prostituta acabaría cayendo en dirección contraria y soltaría el freno de mano?
—¡No me cogerán con vida! —gritó determinado mientras se arrojaba al vacío.
La Policía lo encontró dormido, prendido de un árbol.

Así pudo acabar, a la mañana siguiente, esta historia:

Foto original de Rodrigo Valero, con el pintor Antonio López, al que un amigo tituló como “¿Quién se ha dejado una puta muerta encima de la mesa de los bodegones?”. Esta imagen, tan potente, tan genialmente compuesta, en la que muestra al pintor en una clase de hiperrealismo, fue absurdamente censurada por Facebook. Y, por supuesto, ni es prostituta ni está muerta, pero ahora no puedo evitar acordarme de esta imagen ante una historia en la que haya una.

 

El microrrelato ganador, magnífico, fue el siguiente:

Luz María Leira Rivas
El desafío

¡Cuánta fuerza y qué poca puntería tuvo el camello, para privarse de agua hasta desinflar sus gibas, para enroscarse el pescuezo, para arrancarse los dientes y retorcerse e introducir en su boca no solo el rabillo piloso sino también, una por una, sus cuatro zancas unguladas, para en esta sufrida posición de contorsionista chino apretarse y fruncirse y plegarse a sí mismo tantas veces doloridas que perdió la cuenta entre estertores, para convertirse en raquítico, en migaja, en miniatura, en pigmeo artiodáctilo, en microscópico átomo de camello exultante y conseguir contra cualquier pronóstico divino inadmisible traspasar de una maldita vez el puñetero ojo de la cerradura!